NOTICIAS DEL ESTADO NUEVA ESPARTA

Entradas populares

Primera Residencia Artística Gráfica en Margarita: TerraInsular.

Entre el pasado 21 de noviembre y 1 de diciembre, se llevó a cabo en el sector Trimar de Pampatar, la primera Residencia Artística Gráfica TerraInsular. 12 artistas ( 6 de Caracas, y 6 de la Isla) conviveron y crearon obras gráficas en un contexto lleno de hermosura como lo es la Bahía de Pampatar.

Fuente Noticia:  Prensa TerraInsular
Imágenes Cortesía: Prensa TerraInsular


Caracas. Diciembre/2014


El nacimiento de TerraInsular  para la promoción de las artes gráficas

En junio de 2014 la artista plástico, María Elena Álvarez, realizó la muestra El aire en las rocas, en el espacio Bella Vista Arte Contemporáneo (BVAC), ubicado en Porlamar, isla de Margarita. Con motivo de la clausura de dicha exposición, la artista decidió invitar a la Maestra impresora del TAGA,  Norma Morales y a sus compañeros Merlin Serrano y David Isaac-Cura, a realizar un taller de dos días. 


En ese espacio de tiempo, los anfitriones artistas de la isla Luis Mata y América Mejía, convocaron a otros creadores asiduos a BVAC para participar del intercambio, entre ellos: Carlos Susana, Saída Salomón, Lesly Chacón y Adriana Uribe.


En el taller se desarrolló una suerte de recorrido a un inventario de elementos urbanos y de la naturaleza, que funcionaron como medio para la constitución de la estampa y se convirtieron a través de sus reflejos de tinta en el testimonio palpitante e inicial del encuentro que se realizaría más tarde en Pampatar, durante diez días.



“A partir de esa experiencia decidimos que sería importante realizar repetirla con mayor tiempo: en formato de residencia artística por 10 días para desarrollar obra gráfica. Conformamos el grupo con 6 artistas de Caracas y 6 residentes de Margarita”, explica Álvarez, creadora del concepto.



Gráfica TerraInsular, Residencia Artística fue el proyecto que nació cinco meses después con objetivos bastante claros: difundir las artes gráficas como discurso plástico, proporcionar una residencia de carácter itinerante y sobretodo, un intercambio de información geográfica y del contexto de donde vienen sus participantes. 


“Utilizar este formato de residencia para brindarle la oportunidad a artistas de otras regiones,  que normalmente se confrontan en certámenes y no llegan realmente a dialogar ni interactuar a propósito de un proyecto en común, para ir conformando paralelamente un equipo para futuros proyectos, bien sea para Terra Insular o que cada artista decida desarrollar por su cuenta”, agregó la artista.


Entre las técnicas que se desarrollaron en la residencia prevaleció la xilografía, en la que se utiliza como plancha o matriz, un bloque de madera o taco. La matriz se trabaja cortando y vaciando los espacios en blanco, por medio de gubias, cuchillas y buriles, de modo que la imagen que se desea estampar queda en relieve y el fondo está rebajado. Concluido el proceso de grabado, se procede al entintado con un rodillo, la tinta se fija únicamente en la imagen que queda en relieve, que posteriormente se transfiere al papel en el proceso de estampación. 


“Igualmente se utilizaron el frottage,  intaglio, monotipo impresiones diversas con varios materiales y punta seca. Se dieron varias propuestas en obras resultantes en formato de libro objeto, libro de artista, colaboraciones entre los integrantes de la residencia,  intervenciones y muestras espontáneas en el recinto de hospedaje coordinadas por el artista Leonardo Nieves”.



TerraInsular es un proyecto autogestionado, y financiado por sus fundadores y artistas participantes; el resultado será exhibido en una muestra durante el primer trimestre del próximo año 2015 en la isla de Margarita, bajo la curaduría de Marisela Chivico.

Los artistas en las Salinas de Pampatar

“Desde nuestro regreso a Caracas, nos encontramos trabajando en la muestra en Porlamar, y las próximas dos ediciones de la residencia, las cuales tendrán lugar en el Estado Carabobo y en el Estado Bolívar en 2015.  Igualmente, la proyección de TerraInsular apunta a la exportación del modelo en forma de intercambio internacional”, concluyó la artista.

Los artistas trabajando

En nuestro blog Soloenmargarita y nuestra página de facebook,  siempre tendremos abierta la oportunidad para publicar y compartir noticias que destaquen el trabajo que se hace en la Isla, sus artistas, la cultura,  la música, el arte, y su gente,  pero sobre todo noticias llenas de entusiasmo. 
Desde ya le damos la bienvenida  a todos los aportes  que nos motivan y nos  llenan de alegría porque hacen de  Margarita un destino Ideal 

Saludos @Negfertty @Solo_margarita


Música Margariteña

La música Margariteña está representada principalmente por los polos, las malagueñas, los galerones y la jota, que  son las  representaciones musicales típicas del oriente venezolano, pero en  Nueva Esparta son las representaciones musicales más autóctonas.

El Polo es mas alegre que el galerón, su contenido está lleno de las anécdotas del día a día de los pobladores, pescadores casi siempre, cuenta las historias del pueblo, los hechos históricos, los amores y sus caminos. Uno de los representantes más valiosos de éste género musical es el fallecido  Francisco (Chico) Mata, , el aseguraba  que el folklore nuestro nada tiene que ver con España… El polo margariteño es nuestro y estamos orgullosos de esta representación musical. Definitivamente es así y aunque tenemos una gran influencia española en nuestras costumbres y tradiciones, las mismas no dejan de ser muy autóctonas y marcadas por nuestra forma de vida.

El Galerón  de compás lento, su acompañamiento es realizado por cuatro, guitarra y bandolín, varios cantantes van alternando creando una especie de contrapunteo, las letras de los galerones usualmente se realizan en décimas y hablan de temas patrióticos, religiosos, filosóficos y sentimentales. Se utiliza en celebraciones y festividades populares, es un canto libre y se encuentra además en el estado Lara y en los Andes aunque con algunas variaciones que lo caracterizan en cada zona.

La Jota es de canto triste llno de melancolía que involucra temas relacionados a la pesca y el amor, se acompaña de guitarra, cuatro y bandolín, su origen se le atribuye a los españoles, pero en nuestro país está ligado al canto, se asemeja mucho a otro género llamado malagueña que se diferencia solo porque es cantada y tocada en tono menor, esta se acompaña de los mismo instrumentos que en los géneros musicales antes descritos, la malagueña rinde homenaje a La Virgen del Valle y expresa también la vida cotidiana del pueblo, los sentimientos amorosos y hechos históricos. 
La Malagueña también empleada para animar los velorios de la cruz de mayo y cantos para las pascuas. Desde un punto de vista armónico, la malagueña se diferencia de la jota, por sus modulaciones de la tonalidad mayor a su relativo menor, llevando un acompañamiento en compás ternario. Sin embargo, utiliza los mismos instrumentos acompañantes que otros cantos orientales: el cuatro, la guitarra y el bandolín. Emplea cuartetas en versos en decasílabos y también dodecasílabos, en las que se rinde homenaje a la virgen del Valle, se expresa la cotidianidad de los pueblos pesqueros, se relatan acontecimientos históricos y se cantan los más variados sentimientos.  Aun cuando su aire es bastante reposado, se conoce de una variante denominada malagueña carrera, de ritmo más rápido, que usa cuartetas endecasílabas, que se entona repitiendo el primer y último verso de la cuarteta......
La gaita Margariteña: es cantada por un solista, sin coros y versificada en décima. Sus letras exponen temas sociales, amorosos, políticos, históricos y humorísticos. Se canta en modo menor y posee una estructura armónica fija, parecida a la décima zuliana, con la que tiene similar instrumentación, pues se acompaña con cuatro, guitarra y bandolín.
La gaita margariteña, ha dado origen a otras variantes como la gaita antillana y el guitón. Tanto la gaita margariteña como sus variantes, tienen melodía libre sobre ciclo armónico fijo. 
La Parranda y Aguinaldos Margariteños, los aires decembrinos alegran el ambiente con el canto de aguinaldos y parrandas con un acompañamiento variado del cuatro, las maracas, el furruco, el tambor, la charrasca, y en algunos casos, la mandolina y la guitarra, para detenerse de puerta en puerta, o recorriendo las calles, como soporte musical de las fiestas tradicionales alusivas al Niño Dios.
Los cantadores de parrandas y aguinaldos se han destacado siempre por su facilidad de improvisar, cuya habilidad incide en el timbre de voz.  Los pueblos tienen sus cantadores y aguinalderos predilectos, prestigio que se ganan en las prolongadas parrandas que anteriormente duraban hasta una semana en esa Margarita que todos añoramos, habían músicos y cantadores que normalmente empezaban en la noche de navidad y terminaban el día de año nuevo.

La música Margariteña es un compedio de historias, de  expresiones y matices propias de los poetas y cantautores neoespartanos, con letras  nos llevan de la alegría a la melancolía, pero sin dudas cada composición encierra el alma de cada interprete y cada compositor, escucharlas nos colma de mar, de amor, de paisajes, de playas,de  montañas, de cielo, de ocasos, de fe, de calidez, nos llena de familia, nos llena de Margarita y del estado Nueva Esparta. 


Saludos @Negfertty @soloenmargarita

Escucha este hermoso popurrí