Personajes de Margarita: Andrés Eloy Bérmudez : "El Bachiller Bermúdez"

Hablar de "El bachileller Bermúdez" es sinónimo de periódico "El Insular" y de la UDO núcleo Nueva Esparta.

Andrés Eloy Bermúdez, fue uno de los fundadores del Núcleo de Nueva Esparta de la UDO , logró los primeros recursos desde la Asamblea Legislativa para el funcionamiento de la universidad y dijo: “hice todo esto, no para recibir reconocimientos como este que ustedes me hacen hoy, lo hice para que nunca me olviden”
El periódico “El Insular”, dirigido por el Bachiller Andrés Eloy Bermúdez comenzó a circular el 13 de Febrero de 1944 en la ciudad de Porlamar . Era un Semanario que constaba de cuatro páginas con un valor de una locha y se imprimía en la Imprenta “San José” de Valentín Chacón en Porlamar.

De una entrevista publicada por el diario "el Sol de Margarita" en Noviembre de 2013 recojemos algunas palabras: “No cambio mi bella Margarita por ninguna otra parte del mundo”

Felizmente casado con Carmen Dubén de Bermúdez, todavía Bermúdez recuerda como si fuera hoy aquel año 1950 cuando la divisó entre un grupo de muchachas. Él venía manejando y a lo lejos se prendó de esa simpática chica de ojos verdes y amplia sonrisa. La unión se consolidó hace 60 años y todavía le lanza flores y elogia la sazón con la cual ella le cocina cada plato. Como buen margariteño le gustan todos los pescados. “Como me lo sirvan”, agrega pícaro.

A los 94 años, Bermúdez descorre cada episodio de su vida con admirable lucidez. Si no fuese por los cambios físicos y naturales en su fisonomía, porque los años no pasan en balde, nadie le calcularía ese casi centenar lleno de vivencias. Solo una pequeña dificultad auditiva le impide al “Bachiller Bermúdez” por intervalos escuchar a quienes le escuchan atentos, precisamente por ser la voz de la experiencia.

 La sempiterna pregunta que le hacen es ¿por qué le dicen “Bachiller Bermúdez”?, pregunta la reportera Yanet Escalona.

-Ah, es que en mi época no había liceos para el bachillerato, ni universidades. Entonces me mandaron fuera de la Isla a estudiar y me gradué de bachiller, un título que era como de doctor. La gente tenía que ir a Puerto La Cruz, Caracas o Cumaná para formarse. El bachiller de ayer era como el profesor de hoy.

-¿Cómo recuerda la Isla?

-Era una Margarita con mucha paz. No había luz y uno se sentaba en las noches a conversar a las puertas de las casas, alumbrados con lámparas de carburo, hasta que llegaba la hora de acostarse. Yo vivía en la calle Libertad cerca del Grupo Zulia. Más adelante residimos en la casa de mis abuelos. Puedo decir que soy un margariteño rancio. No cambio a mi Margarita por ninguna parte del mundo. Aquí soy feliz.

-¿Aun con los cambios y que ya no es la misma?
-Es cierto que mi Isla ha cambiado, pero prefiero esta época porque a pesar de todo, hay progreso y sobre todo trabajo. Lo más triste de antes es que aquí no había fuentes de trabajo, ni de estudio y teníamos que emigrar hacia tierra firme. Los margariteños se regaron por el Zulia, los campos petroleros, en Anzoátegui y Carúpano. Por unas zonas dedicados a las petroleras y en otros a la agricultura. El margariteño se iba con su machete y su mapire a buscar el sustento de su familia. Por eso no soy egoísta al reconocer que vivimos una época distinta, pero mejor de todos modos porque aquí se quedan a trabajar e incluso ha venido gente de otras tierras, porque la Isla así es próspera.

De su pasado político con URD, también recuerda al fundador de ese partido: Jóvito Villalba, hombre a quien respetó y admiró.

Formar con valores
Es padre de Edito, Wilfredo, Héctor, Clarisa y Gerardo y a estas alturas de su existencia afirma que está orgulloso de todos ellos, “porque están preparados para la vida. Mi relación con mis hijos también es de amigos. Creo mucho en el poder de la educación y les he enseñado a ser cumplidos, responsables y sobre todo correctos. No quitarle nada a nadie”, agrega.
Bermúdez vive al calor del hogar, con siestas que se extienden de una a cuatro de la tarde, y que son horas sagradas. En el resto del día ve poca televisión y prefiere escribir a mano sus ideas en un cuaderno grande.

Fuentes: Ne.udo.edu.ve, .diariocaribazo.net,  El sol de Margarita

Saludos y recordemos que Margarita es un tesoro y lo mejor esta en sus paisajes y su gente.

Entradas populares