PLANEAN NORMAS PARA LA GESTIÓN INTEGRADA DE ZONAS COSTERAS

Crear conciencia sobre lo que ocurre con las playas y balnearios, producto muchas veces de la ocupación indebida del hombre, es fundamental. Cuarenta lineamientos forman parte de la “cartilla” en la entidad.

Alrededor de cuarenta normas o lineamientos principales forman parte de la “cartilla” que elaboran representantes de diferentes instituciones y organismos públicos del estado Nueva Esparta, dentro del Comité de Trabajo de Gestión Integrada de Zonas Costeras.

Realizan una labor de “hormiguita” desde hace un año y el trabajo técnico está a punto de concluir, con lo cual también aspiran nutrir el Plan Nacional de Zonas Costeras.

El equipo está integrado por funcionarios de la Gobernación neoespartana, Corporación de Turismo (Corpotur), Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb) y Capitanía de Puertos-Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), entre otros.
Aun cuando en temas como éste, muchas veces es difícil ponerse de acuerdo, debido a que confluyen tantas opiniones, hay un sentir general que los une, el cual parte de una realidad: nos quedaremos sin playas a futuro, a menos que desde ya se profundicen acciones a favor del ambiente.

CREAR CONCIENCIA
A título personal y con amplitud, el capitán de altura Marco Sandoval, con maestría en Ambiente, explicó que hay dos fenómenos a ser tomados en cuenta: la erosión, cuando se sufre pérdida de playa, y la acreción, cuando se gana.

En Nueva Esparta se ha visto cómo la erosión, por ejemplo, ha afectado playas como El Yaque (Díaz) y El Agua (Antolín del Campo). “Por ello es tan importante la labor que realiza el Comité de Trabajo de Gestión Integrada de Zonas Costeras, para concluir en normas que regulen y conlleven a minimizar las alteraciones e impactos ambientales negativos sobre la dinámica costera del estado, sea por la acción del hombre (es decir, lo antrópico) o a consecuencia del cambio climático”, indicó Sandoval.
“Cada vez más los países toman conciencia. En el caso de Margarita, la condición de insularidad, con sus 360 grados de costa, obliga a actuar con mayor prudencia, tener criterio y respetar el medio ambiente, dijo el funcionario adscrito a Capitanía de Puertos-INEA.
Fuente de las Imágenes y noticia: El Sol de Margarita.

Entradas populares